Menú Principal
6 de noviembre de 2015

Sernageomin comienza marcha blanca para monitoreo del volcán Burney

Intendencia de Magallanes y Antártica Chilena informó que se instalaron equipos sismológicos y de telecomunicaciones para probar la capacidad de resistir al clima y recarga energética. Cuando inicie el monitoreo oficial, la red de vigilancia abarcará volcanes activos de todas las regiones del país.

Punta Arenas, 6 de noviembre de 2015.- El proyecto piloto de monitoreo instrumental de la actividad del volcán Burney, en la comuna de Puerto Natales, región de Magallanes y Antártica Chilena, comenzó oficialmente el recién pasado 3 de noviembre de 2015 su fase de marcha blanca, luego de que el Gobierno informara el avance del testeo de la tecnología ante las condiciones ambientales de la zona y la capacidad de recarga de baterías mediante paneles solares. El Burney será el primero de la Patagonia magallánica en ser incluido en la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). Hasta ahora esta red monitorea oficial y directamente más de 40 volcanes, entre el volcán Taapaca, en la región de Arica y Parinacota, y el volcán Hudson, en la región de Aysén.
Al respecto, el intendente Jorge Flies Añón, expresó que «obviamente estamos expectantes por saber cuándo Sernageomin va a oficializar el ingreso del Burney a la red de monitoreo, y entendemos que se requiere esta marcha blanca para afinar al equipamiento y escoger aquellos instrumentos más adecuados para que las señales sean estables y resistentes al clima y a la necesidad de autonomía energética de las estaciones sismológicas y los demás equipos. Esta es una interesante noticia para la región, porque directamente se podrá monitorear al Burney, pero también la actividad sísmica de toda la región, incluyendo indirectamente a los demás volcanes activos de Magallanes. Esto, gracias a un convenio de cooperación entre el Sernageomin y el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, lo que beneficiará a chilenos y argentinos».
Por su parte, el director nacional del Sernageomin, Rodrigo Álvarez Seguel, señaló que «Chile tiene un interés geoestratégico por desentrañar el comportamiento de los volcanes activos de los Andes Australes. La pronta inclusión oficial del volcán Burney será un hito a escala de la Patagonia y del país, pues aportará información científica y técnica muy útil para descifrar conocimientos de la corteza terrestre en esta zona, y proteger a la comunidad local».
“Las erupciones recientes de los volcanes Hudson y Chaitén demuestran cuán errada es la creencia de que el volcanismo registraría menos actividad en la zona sur del país. Es necesario que junto con el monitoreo sísmico, haya más estudios geoquímicos sobre la historia eruptiva de estos volcanes, porque de ese modo es posible saber cómo se comportan. Durante los próximos años, en consecuencia, el país debe avanzar tanto en ampliar la cobertura del monitoreo, como en generar mapas de peligros para cada volcán. A nivel municipal, por otra parte, está pendiente la tarea de elaborar el Plan de Emergencia Volcánica sobre cada volcán presente en una comuna”, complementó Álvarez.
Para el Sernageomin, un volcán activo es aquel que ha registrado erupciones en los recientes 10 mil años y/o que muestra actividad en los instrumentos de seguimiento, condiciones que aplican para el volcán Burney, cuyas erupciones conocidas más recientes datan 1910 y 1970. Este volcán se llama así en honor al oficial naval británico James Burney, expedicionario que en 1773 descubrió junto al Capitán Cook varios volcanes de los Andes Australes.
Además del Burney (66 del Ranking de Peligrosidad de los Volcanes Activos de Chile, en la comuna de Puerto Natales están los volcanes activos Aguilera (55) y Reclus (50); el Lautaro (65) está en el límite de las comunas de Natales y O’Higgins; el Pali Aike (69) está en San Gregorio; mientras que el Fueguino (85) en la comuna de Cabo de Hornos. Al respecto, el geólogo del Sernageomin, Gonzalo Hermosilla, a cargo de ejecutar la decision, explicó que “a diferencia del resto del país, el volcanismo austral se caracteriza por localizarse en una zona donde confluyen tres placas tectónicas: la Sudamericana, la Antártica y la de Scotia, que implican dinámicas diferentes a los de la zona norte. Lo que buscamos es orientar un esfuerzo especial para monitorear esta zona, y eso contempla que después del volcán Burney, vendrá el turno de incluir a los volcanes Reclus y Lautaro. El criterio de conexión tiene que ver con razones operativas y logísticas”.
Este sábado el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet lanza en el Palacio de La Moneda una campaña nacional llamada “ABC de los volcanes” (www.sernageomin.cl/abcy @Sernageomin), con lo cual se busca educar e informar a la comunidad sobre conocimientos básicos de vigilancia volcánica y seguridad de las personas. Según se indicó, se persiguen varios objetivos, tales como posicionar la importancia de que las municipalidades elaboren Plan de Emergencia Volcánico; desmitificar creencias erradas como por ejemplo que los volcanes emitirían humo o estarían conectados entre sí, y asentar las principales precauciones ante posible actividad eruptiva.
Además de su página web oficial, la institución ha dispuesto la cuenta de twitter @Sernageomin y la plataforma de Facebook: www.facebook.com/sernageomin123